Agnus Dei ~ Cordero de Dios

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, miserere nobis
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, miserere nobis
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona nobis pacem


Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, parce nobis Domine
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, exaudi nos, Domine
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, miserere nobis


Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz


Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros

∞ ❤ ∞
THE LAMB OF GOD, JESUS CHRIST, AND THE BOOK «SEALED WITH SEVEN SEALS» OF THE APOCALYPSE OF SAINT JOHN IN THE COAT OF ARMS OF SAINT JOHN THE BAPTIST OF PUERTO RICO

«1 And I saw in the right hand of him that sat on the throne a book written within and on the backside, sealed with seven seals.

2 And I saw a strong angel proclaiming with a loud voice, Who is worthy to open the book, and to loose the seals thereof?

3 And no man in heaven, nor in earth, neither under the earth, was able to open the book, neither to look thereon.

4 And I wept much, because no man was found worthy to open and to read the book, neither to look thereon.

5 And one of the elders saith unto me, Weep not: behold, the Lion of the tribe of Judah, the Root of David, hath prevailed to open the book, and to loose the seven seals thereof.

6 And I beheld, and, lo, in the midst of the throne and of the four beasts, and in the midst of the elders, stood a Lamb as it had been slain, having seven horns and seven eyes, which are the seven Spirits of God sent forth into all the earth.

7 And he came and took the book out of the right hand of him that sat upon the throne.

8 And when he had taken the book, the four beasts and four and twenty elders fell down before the Lamb, having every one of them harps, and golden vials full of odours, which are the prayers of saints.

9 And they sung a new song, saying, Thou art worthy to take the book, and to open the seals thereof: for thou wast slain, and hast redeemed us to God by thy blood out of every kindred, and tongue, and people, and nation;

10 And hast made us unto our God kings and priests: and we shall reign on the earth.

11 And I beheld, and I heard the voice of many angels round about the throne and the beasts and the elders: and the number of them was ten thousand times ten thousand, and thousands of thousands;

12 Saying with a loud voice, Worthy is the Lamb that was slain to receive power, and riches, and wisdom, and strength, and honour, and glory, and blessing.

13 And every creature which is in heaven, and on the earth, and under the earth, and such as are in the sea, and all that are in them, heard I saying, Blessing, and honour, and glory, and power, be unto him that sitteth upon the throne, and unto the Lamb for ever and ever.

14 And the four beasts said, Amen. And the four and twenty elders fell down and worshipped him that liveth for ever and ever.»

—Book of the Apocalypse by Saint John the Evangelist, Chapter 5
{Selection & notes : Rafael Andrés Escribano}

EL CORDERO DE DIOS, JESUCRISTO, Y EL LIBRO «SELLADO CON SIETE SELLOS» DEL APOCALIPSIS DE SAN JUAN EN EL ESCUDO DE SAN JUAN BAUTISTA DE PUERTO RICO 

«1 Y vi en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono un libro escrito de dentro y de fuera, sellado con siete sellos.

2 Y vi un fuerte ángel predicando en alta voz: ¿Quién es digno de abrir el libro, y de desatar sus sellos?

3 Y ninguno podía, ni en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra, abrir el libro, ni mirarlo.

4 Y yo lloraba mucho, porque no había sido hallado ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo.

5 Y uno de los ancianos me dice: No llores: he aquí el león de la tribu de Judá, la raíz de David, que ha vencido para abrir el libro, y desatar sus siete sellos.

6 Y miré; y he aquí en medio del trono y de los cuatro animales, y en medio de los ancianos, estaba un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados en toda la tierra.

7 Y él vino, y tomó el libro de la mano derecha de aquel que estaba sentado en el trono.

8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro animales y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero, teniendo cada uno arpas, y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos:

9 Y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro, y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y nos has redimido para Dios con tu sangre, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;

10 Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

11 Y miré, y oí voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los animales, y de los ancianos; y la multitud de ellos era millones de millones,

12 Que decían en alta voz: El Cordero que fué inmolado es digno de tomar el poder y riquezas y sabiduría, y fortaleza y honra y gloria y alabanza.

13 Y oí á toda criatura que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y que está en el mar, y todas las cosas que en ellos están, diciendo: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la bendición, y la honra, y la gloria, y el poder, para siempre jamás.

14 Y los cuatro animales decían: Amén. Y los veinticuatro ancianos cayeron sobre sus rostros, y adoraron al que vive para siempre jamás.»

—Apocalipsis de San Juan, Capítulo 5 
{Selección & notas : Rafael Andrés Escribano}

Letanías Lauretanas (Cantadas en latín) ~ Rosario Cantado Corozal, PR (Las Letanias)


Kyrie, eleison.
Christe, eleison.
Kyrie, eleison.
Christe, audinos.
Christe, exaudinos.

Pater de cælis, Deus, miserere nobis.
Fili, Redemptor mundi, Deus, miserere nobis.
Spíritus Sancte, Deus, miserere nobis.
Sancta Trínitas, unus Deus, miserere nobis.

Sancta María, Ora pro nobis.
Sancta Dei Génetrix, Ora pro nobis.
Sancta Virgo vírginum, Ora pro nobis.
Mater Christi, Ora pro nobis.
Mater Ecclesiæ, Ora pro nobis.
Mater Misericordiae, Ora pro nobis.
Mater divinæ gratiæ, Ora pro nobis.
Mater Spei, Ora pro nobis.
Mater puríssima, Ora pro nobis.
Mater castíssima, Ora pro nobis.
Mater inviolata, Ora pro nobis.
Mater intemerata. Ora pro nobis.
Mater immaculata, Ora pro nobis.
Mater amábilis, Ora pro nobis.
Mater admirábilis, Ora pro nobis.
Mater boni consilii, Ora pro nobis.
Mater Creatoris, Ora pro nobis.
Mater Salvatoris, Ora pro nobis.
Virgo prudentíssima, Ora pro nobis.
Virgo veneranda, Ora pro nobis.
Virgo prædicanda, Ora pro nobis.
Virgo potens, Ora pro nobis.
Virgo clemens, Ora pro nobis.
Virgo fidelis, Ora pro nobis.
Speculum iustítiæ, Ora pro nobis.
Sedes sapiénciæ, Ora pro nobis.
Causa nostræ laetítiæ, Ora pro nobis.
Vas spirituale, Ora pro nobis.
Vas honorábile, Ora pro nobis.
Vas insigne devotionis, Ora pro nobis.
Rosa mystica, Ora pro nobis.
Turris davídica, Ora pro nobis.
Turris ebúrnea, Ora pro nobis.
Domus áurea, Ora pro nobis.
Foederis arca, Ora pro nobis.
Ianua cæli, Ora pro nobis.
Stella matutina, Ora pro nobis.
Salus infirmórum, Ora pro nobis.
Refúgium peccatórum, Ora pro nobis.
Solácium migrántium, Ora pro nobis.
Consolátrix afflictórum, Ora pro nobis.
Auxílium christianórum, Ora pro nobis.
Regina angelórum, Ora pro nobis.
Regina patriarchárum, Ora pro nobis.
Regina prophetárum, Ora pro nobis.
Regina apostolórum, Ora pro nobis.
Regina mártyrum, Ora pro nobis.
Regina confessórum, Ora pro nobis.
Regina vírginum, Ora pro nobis.
Regina sanctórum ómnium, Ora pro nobis.
Regina sine labe originali concepta, Ora pro nobis.
Regina in cælum assumpta, Ora pro nobis.
Regina sacratíssimi rosárii, Ora pro nobis.
Regina familiæ, Ora pro nobis.
Regina pacis, Ora pro nobis.

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi. Parce nobis, Dómine.
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi. Exaudinos, Dómine.
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi. Miserere nobis.

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios, Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega por nosotros.
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega por nosotros.
Madre de Cristo, ruega por nosotros.
Madre de la Iglesia, ruega por nosotros.
Madre de la misericordia, ruega por nosotros.
Madre de la divina gracia, ruega por nosotros.
Madre de la esperanza, ruega por nosotros.
Madre purísima, ruega por nosotros.
Madre castísima, ruega por nosotros.
Madre siempre virgen, ruega por nosotros.
Madre inmaculada, ruega por nosotros.
Madre amable, ruega por nosotros.
Madre admirable, ruega por nosotros.
Madre del buen consejo, ruega por nosotros.
Madre del Creador, ruega por nosotros.
Madre del Salvador, ruega por nosotros.
Virgen prudentísima, ruega por nosotros.
Virgen digna de veneración, ruega por nosotros.
Virgen digna de alabanza, ruega por nosotros.
Oh, Virgen poderosa, ruega por nosotros.
Oh, Virgen clemente, ruega por nosotros.
Virgen fiel, ruega por nosotros.
Espejo de justicia, ruega por nosotros.
Trono de la sabiduría, ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría, ruega por nosotros.
Vaso espiritual, ruega por nosotros.
Vaso digno de honor, ruega por nosotros.
Vaso de insigne devoción, ruega por nosotros.
Oh, Rosa mística, ruega por nosotros.
Torre de David, ruega por nosotros.
Torre de marfil, ruega por nosotros.
Casa de oro, ruega por nosotros.
Arca de la Alianza, ruega por nosotros.
Puerta del cielo, ruega por nosotros.
Estrella de la mañana, ruega por nosotros.
Salud de los enfermos, ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores, ruega por nosotros.
Consuelo de los migrantes, ruega por nosotros.
Consoladora de los afligidos, ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros.
Reina de los Ángeles, ruega por nosotros.
Reina de los Patriarcas, ruega por nosotros.
Reina de los Profetas, ruega por nosotros.
Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros.
Reina de los Mártires, ruega por nosotros.
Reina de los Confesores, ruega por nosotros.
Reina de las Vírgenes, ruega por nosotros.
Reina de todos los Santos, ruega por nosotros.
Reina concebida sin pecado original, ruega por nosotros.
Reina asunta a los Cielos, ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros.
Reina de la familia, ruega por nosotros.
Reina de la paz, ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.


Veni Sancte Spiritus ~ «Star Trails» «Estelas de estrellas»

Video por Tristán Reyes acompañado por Francisco Damián Folch Torres

∞ ❤ ∞
VENI SANCTE SPIRITUS

«Veni Sancte Spiritus, sometimes called the “Golden Sequence,” is a sequence prescribed in the Roman Liturgy for the Masses of Pentecost and its octave, exclusive of the following Sunday. It is usually attributed to either the thirteenth-century Pope Innocent III or to the Archbishop of Canterbury, Cardinal Stephen Langton, although it has been attributed to others as well.

Veni Sancte Spiritus is one of only four medieval Sequences which were preserved in the Missale Romanum published in 1570 following the Council of Trent (1545–63). Before Trent many feasts had their own sequences. It is still sung today, having survived the liturgical changes following the Second Vatican Council.

It has been set to music by a number of composers, especially during the Renaissance, including Dufay, Josquin, Willaert, Palestrina, John Dunstaple, Lassus, Victoria, and Byrd. Later composers who have set the text include Arvo Pärt, Morten Lauridsen, Frank La Rocca and most familiarly to Catholics, Samuel Webbe.»
—Wikipedia


Veni, Sancte Spiritus,
et emitte caelitus
lucis tuae radium.

Veni, pater pauperum,
veni, dator munerum,
veni, lumen cordium.

Consolator optime,
dulcis hospes animae,
dulce refrigerium.

In labore requies,
in aestu temperies,
in fletu solatium.

O lux beatissima,
reple cordis intima
tuorum fidelium.

Sine tuo numine,
nihil est in homine,
nihil est innoxium.

Lava quod est sordidum,
riga quod est aridum,
sana quod est saucium.

Flecte quod est rigidum,
fove quod est frigidum,
rege quod est devium.

Da tuis fidelibus,
in te confidentibus,
sacrum septenarium.

Da virtutis meritum,
da salutis exitum,
da perenne gaudium.

* * *

Come, Holy Spirit,
emit from heaven
of your light the ray.

Come, father of the poor,
come, giver of gifts,
come, light of the heart.

Consoler optimum,
sweet guest of the soul,
sweet refrigerium.

In labour, rest,
in passion, temperance,
in affliction, solace.

O most blessed light,
fill the chords intimate
of your faithful.

Without your spirit,
there is nothing in man,
there is nothing innocent.

Cleanse that which is sordid,
water that which is dry,
heal that which is unclean.

Flect the rigid,
Warm what is frigid,
rectify what is astray.

Give to your faithful,
those who trust in you,
the sevenfold gifts.

Give the reward of virtue,
give the exit of salvation,
give perennial joy.

* * *

Ven, Espíritu Santo
y emite del cielo
de tu luz el rayo.

Ven, padre de los pobres,
ven, dador de dones,
ven, luz de los corazones.

Consolador óptimo,
dulce huésped del alma,
dulce refrigerio.

En el trabajo, descanso,
en la pasión, templanza,
en la aflicción, solaz.

Oh luz santísima:
llena las cuerdas íntimas
de tus fieles.

Sin tu numen
nada hay en el hombre,
nada que sea inocente.

Lava lo que es sórdido,
riega lo que es árido,
sana lo que es sucio.

Flecta lo que es rígido,
foguea lo que es frígido,
rectifica lo que es desvío.

Concede a tus fieles,
en Ti confiantes,
el sagrado septenario {de tus dones}.

Da de la virtud el mérito,
da de la salvación la salida,
da el perenne gozo.

* * *

{English & Spanish versions : Rafael Andres Escribano}

(https://www.youtube.com/watch?v=Z6hqAfsHURo)

Extractos de Santiago

{ENGLISH VERSION: https://tristanreyes.com/2017/06/25/extracts-from-james/}


«Tened por sumo gozo, hermanos míos, el que os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia, y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que seáis perfectos y completos, sin que os falte nada.»
(Santiago 1:2-4)

«Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que le aman. Que nadie diga cuando es tentado: Soy tentado por Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal y El mismo no tienta a nadie. Sino que cada uno es tentado cuando es llevado y seducido por su propia pasión. Después, cuando la pasión ha concebido, da a luz el pecado; y cuando el pecado es consumado, engendra la muerte. Amados hermanos míos, no os engañéis. Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación.»
(Santiago 1:12-17)

«Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira; pues la ira del hombre no obra la justicia de Dios.»
(Santiago 1:19-20)

«Si alguno se cree religioso, pero no refrena su lengua, sino que engaña a su propio corazón, la religión del tal es vana.»
(Santiago 1:26)

«Si en verdad cumplís la ley real conforme a la Escritura: AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO, bien hacéis.»
(Santiago 2:8)

«Así hablad y así proceded, como los que han de ser juzgados por la ley de la libertad. Porque el juicio será sin misericordia para el que no ha mostrado misericordia; la misericordia triunfa sobre el juicio
(Santiago 2:12-13)

«Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos un juicio más severo. Porque todos tropezamos de muchas maneras. Si alguno no tropieza en lo que dice, es un hombre perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo. Ahora bien, si ponemos el freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, dirigimos también todo su cuerpo. Mirad también las naves; aunque son tan grandes e impulsadas por fuertes vientos, son, sin embargo, dirigidas mediante un timón muy pequeño por donde la voluntad del piloto quiere. Así también la lengua es un miembro pequeño, y sin embargo, se jacta de grandes cosas. Mirad, ¡qué gran bosque se incendia con tan pequeño fuego!»
(Santiago 3:1-5)

«¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Que muestre por su buena conducta sus obras en mansedumbre de sabiduría. Pero si tenéis celos amargos y ambición personal en vuestro corazón, no seáis arrogantes y así mintáis contra la verdad. Esta sabiduría no es la que viene de lo alto, sino que es terrenal, natural, diabólica. Porque donde hay celos y ambición personal, allí hay confusión y toda cosa mala. Pero la sabiduría de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, condescendiente, llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía. Y la semilla cuyo fruto es la justicia se siembra en paz por aquellos que hacen la paz
(Santiago 3:13-18)

«¿De dónde vienen las guerras y los conflictos entre vosotros? ¿No vienen de vuestras pasiones que combaten en vuestros miembros?»
(Santiago 4:1)

«A aquel, pues, que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado.»
(Santiago 4:17)

«Habéis vivido lujosamente sobre la tierra, y habéis llevado una vida de placer desenfrenado; habéis engordado vuestros corazones en el día de la matanza. Habéis condenado y dado muerte al justo; él no os hace resistencia.»
(Santiago 5:5-6)

«Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis juzgados; mirad, el Juez está a las puertas.»
(Santiago 5:9)

«¿Sufre alguno entre vosotros? Que haga oración. ¿Está alguno alegre? Que cante alabanzas. ¿Está alguno entre vosotros enfermo? Que llame a los ancianos de la iglesia y que ellos oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor; y la oración de fe restaurará al enfermo, y el Señor lo levantará, y si ha cometido pecados le serán perdonados. Por tanto, confesaos vuestros pecados unos a otros, y orad unos por otros para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede lograr mucho.»
(Santiago 5:13-16)

«Hermanos míos, si alguno de entre vosotros se extravía de la verdad y alguno le hace volver, sepa que el que hace volver a un pecador del error de su camino salvará su alma de muerte, y cubrirá multitud de pecados.»
(Santiago 5:19-20)

______________

«Pero si hubierais sabido lo que esto significa: “Misericordia quiero y no sacrificio”, no hubierais condenado a los inocentes.»
(Jesús en Mateo 12:7)

«Y yo os digo que de toda palabra vana que hablen los hombres, darán cuenta de ella en el día del juicio.»
(Jesús en Mateo 12:36)

Recógete a buen vivir.

Hoy, Domingo de Ramos… {20 de marzo de 2016}

Semana Santa

__________________________

LA EPÍSTOLA (CARTA) DE SANTIAGO

Audio:
(https://www.biblegateway.com/audio/montoya/lbla/Jas.1)

Texto:
(https://www.biblegateway.com/passage/?version=LBLA&search=Santiago%201)

________________

Extractos de Santiago ~ por Tristán Reyes Alvarado
(https://www.facebook.com/notes/434683897499098/)