Veni Sancte Spiritus ~ «Star Trails» «Estelas de estrellas»

Video por Tristán Reyes acompañado por Francisco Damián Folch Torres

∞ ❤ ∞
VENI SANCTE SPIRITUS

«Veni Sancte Spiritus, sometimes called the “Golden Sequence,” is a sequence prescribed in the Roman Liturgy for the Masses of Pentecost and its octave, exclusive of the following Sunday. It is usually attributed to either the thirteenth-century Pope Innocent III or to the Archbishop of Canterbury, Cardinal Stephen Langton, although it has been attributed to others as well.

Veni Sancte Spiritus is one of only four medieval Sequences which were preserved in the Missale Romanum published in 1570 following the Council of Trent (1545–63). Before Trent many feasts had their own sequences. It is still sung today, having survived the liturgical changes following the Second Vatican Council.

It has been set to music by a number of composers, especially during the Renaissance, including Dufay, Josquin, Willaert, Palestrina, John Dunstaple, Lassus, Victoria, and Byrd. Later composers who have set the text include Arvo Pärt, Morten Lauridsen, Frank La Rocca and most familiarly to Catholics, Samuel Webbe.»
—Wikipedia


Veni, Sancte Spiritus,
et emitte caelitus
lucis tuae radium.

Veni, pater pauperum,
veni, dator munerum,
veni, lumen cordium.

Consolator optime,
dulcis hospes animae,
dulce refrigerium.

In labore requies,
in aestu temperies,
in fletu solatium.

O lux beatissima,
reple cordis intima
tuorum fidelium.

Sine tuo numine,
nihil est in homine,
nihil est innoxium.

Lava quod est sordidum,
riga quod est aridum,
sana quod est saucium.

Flecte quod est rigidum,
fove quod est frigidum,
rege quod est devium.

Da tuis fidelibus,
in te confidentibus,
sacrum septenarium.

Da virtutis meritum,
da salutis exitum,
da perenne gaudium.

* * *

Come, Holy Spirit,
emit from heaven
of your light the ray.

Come, father of the poor,
come, giver of gifts,
come, light of the heart.

Consoler optimum,
sweet guest of the soul,
sweet refrigerium.

In labour, rest,
in passion, temperance,
in affliction, solace.

O most blessed light,
fill the chords intimate
of your faithful.

Without your spirit,
there is nothing in man,
there is nothing innocent.

Cleanse that which is sordid,
water that which is dry,
heal that which is unclean.

Flect the rigid,
Warm what is frigid,
rectify what is astray.

Give to your faithful,
those who trust in you,
the sevenfold gifts.

Give the reward of virtue,
give the exit of salvation,
give perennial joy.

* * *

Ven, Espíritu Santo
y emite del cielo
de tu luz el rayo.

Ven, padre de los pobres,
ven, dador de dones,
ven, luz de los corazones.

Consolador óptimo,
dulce huésped del alma,
dulce refrigerio.

En el trabajo, descanso,
en la pasión, templanza,
en la aflicción, solaz.

Oh luz santísima:
llena las cuerdas íntimas
de tus fieles.

Sin tu numen
nada hay en el hombre,
nada que sea inocente.

Lava lo que es sórdido,
riega lo que es árido,
sana lo que es sucio.

Flecta lo que es rígido,
foguea lo que es frígido,
rectifica lo que es desvío.

Concede a tus fieles,
en Ti confiantes,
el sagrado septenario {de tus dones}.

Da de la virtud el mérito,
da de la salvación la salida,
da el perenne gozo.

* * *

{English & Spanish versions : Rafael Andres Escribano}

(https://www.youtube.com/watch?v=Z6hqAfsHURo)

«PARTE 2 ¿SON VÁLIDOS LOS SACRAMENTOS EN LA IGLESIA CONCILIAR?»

(17:37) «Concluimos: Como el sacramento del bautismo es necesario para la salvación, tiene unas prerrogativas muy especiales. Veamos: El ministro ordinario del bautismo es el sacerdote. Pero en caso de necesidad, de manera extraordinaria, lo puede hacer cualquier hombre o mujer, con uso de razón, sea pagano o hereje, crea o no crea, con tal de que tenga la intención de hacer lo que hace la Iglesia, y esa intensión la mostrará si cumple bien la materia y forma bautismales, derramando agua sobre la cabeza del que va a ser bautizado, y al mismo tiempo, y con voz clara, pronuncia las palabras esenciales de la forma: 

“Jenaro”, yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.»

Bendito sea Dios (popular) – Escolanía ‘’Virgen del Camino’’ (León, ESPAÑA) (1964)

  • LETRA (Lyrics):

Bendito sea Dios,
bendito sea Su Santo Nombre,
bendito sea Jesucristo, Dios y Hombre verdadero,
bendito sea el nombre de Jesús,
bendito sea Su Sacratísimo Corazón,
bendita sea Su Preciosísima Sangre,
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar,
bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima,
bendita sea Su Santa e Inmaculada Concepción,
bendita sea Su gloriosa Asunción,
bendito sea el Nombre de María, Virgen y Madre,
bendito sea San José, Su castísimo esposo,
bentido sea Dios en Sus ángeles,
y en Sus santos,
por los siglos de los siglos,
amén.


  • ‘’Bendito sea Dios’’
  • popular
  • Interpreta: Escolanía ‘’Virgen del Camino’’ del Santuario de la Virgen del Camino, PP. Dominicos de León, ESPAÑA.
  • Director: P. Ángel Torrella, O. P.
  • Solistas: Máximo Oloriz y José Ramón Tejo
  • Antiguo disco LP ‘’Cantemos al Señor (Cantos para la Comunión y para la Exposición del Santísimo)’’ (1964)
  • Larga duración (‘’Long Playing’’)
  • 30 cm
  • 33 1/3 r.p.m. (= 33 1/3 revoluciones por minuto)
  • Alta fidelidad
  • Monoaural
  • Edita: PAX (Discoteca Popular Católica (C/ Enrique Jardiel Poncela, 4 – Madrid – 16, ESPAÑA)
  • Referencia: L – 331
  • Promoción Popular Cristiana (PPC)
  • Registro de sonido: En equipos profesionales AMPEX, en la Iglesia del Santuario del Camino (León, ESPAÑA).
  • Fabricado en ESPAÑA por COFASA (Av. América, s/n, Madrid – 17).

Reproducción fidedigna del texto que aparece en la contraportada del disco:

‘’Con este disco, verdadera antología de cánticos eucarísticos, abarcamos toda la abundante serie dedicada al Santísimo Sacramento. Se ha pensado así en su múltiple utilidad, ya que a la vez que los cantos propios de las Misas de Comunión -tan frecuentes en monasterios y casas religiosas, así como en toda clase de instituciones escolares-, se insertan aquellos que son típicos en las exposiciones con bendición eucarística, y en las procesiones claustrales o públicas, que se celebran en jubileos, adoraciones nocturnas, viáticos solemnes a los enfermos, y por supuesto en las grandes ostensiones del ‘’Corpus Christi’’.

La selección comprende una colección amplia, ya que junto a algunos cantos clásicos con música de insignes maestros, como Juan Sebastián Bach y Ricardo Wagner, se incluyen muchos cánticos populares de uso frecuente, sin que falten, en fin, los grandes himnos de los Congresos Eucarísticos Internacionales de Madrid y Barcelona e incluso otros más o menos relacionados con la Eucaristía, como el ‘’Christus Vincit’’.

Ya se comprende que no cabe en un solo conjunto todo el repertorio deseable y que PAX habrá de recoger en otro disco otra serie de cánticos eucarísticos, tanto de autores clásicos como de carácter popular. Pero vaya por delante esta sutil antología, símbolo de la devoción eucarística española que justamente puede colocarse a la cabeza de la de todas las naciones del mundo.

La escolanía leonesa ‘’Virgen del Camino’’, integrada por casi un centenar de voces masculinas de seminaristas dominicanos, interpreta todos los cantos no sólo con exacta pulcritud musical, sino lo que es aún más excelente, con extraordinaria unción religiosa, que en algunos casos suscita la emoción profunda, y siempre cautiva y encanta. Por ello constituye nuestra antología un espléndido ejemplar de aprendizaje, utilísimo para cuantos tratan de enseñar a coros, en iglesias, parroquias y colegios, los cánticos más imprescindibles de la liturgia del Santísimo Sacramento.’’


  • Música subida con fines exclusivamente evangélicos, apostólicos, misioneros, para promover la reflexión y meditación en todo hombre que diariamente luche y trabaje tanto sobre sí mismo como en el resto del mundo con el único y firme objetivo de alcanzar el fin supremo del ser humano: la perfección. “Sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto” (Mateo, 5, 48).
  • No se pretende infringir los derechos de autor (que sólo al autor pertenecen), sino dar a conocer al mundo entero los autores de estas bellas canciones, cuya música y letra fue creada con los mismos fines que aquí se persiguen, evangélicos, y no fines económicos.
    “Gratis lo recibisteis. Dadlo gratis”. (Mateo, 10, 8).
    ‘’Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o bien si se adhiere al primero, despreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al dinero’’. (Mateo, 6, 24).

{Descripción del video como aparece en el canal OscarReflexiO.}